KNH hace de la protección de los niños y las niñas, un estándar de calidad de su trabajo en los ámbitos nacional e internacional. KNH-Ecuador y sus socios locales trabajan en pos de conseguir un entorno que  sea seguro para los niños, y en el que  quede garantizado el cumplimiento de los derechos humanos y los derechos del niño, involucrándolos en las medidas que  les afectan, tomando en consideración sus intereses a la hora de planificar e implementar las actividades de los proyectos, esto permite a  nuestro entender, generar concienciación y sensibilizar sobre el tema en el seno de la organizaciones socias y de la misma KNH .

Por ello, Kindernothilfe cuenta con una  política con la que, tanto en el seno de la organización y de sus socios locales como en los proyectos financiados se estandarizan medidas para la protección infantil que minimizan el riesgo de violencia y abuso. Unas normas de conducta claras, así como unos mecanismos eficaces y transparentes de control y denuncia, garantizan un alto grado de protección de los niños. Toda  persona empleada y vinculada a KNH-Ecuador se compromete a advertir de potenciales peligros y, en casos de abuso y maltrato, a reaccionar inmediatamente conforme a las directrices de estas Políticas de Protección Infantil (PPI) que se encuentran articuladas, pues los socios locales cuentan con sus propias PPI, mismas que responden a sus particularidades y realidades locales.

Kindernothilfe es miembro de la red internacional Keeping Children Safe Coalition y toma como orientación las normas para la protección infantil elaboradas por esta red  que son reconocidas internacionalmente.